¿Tomas antibiótico para todo? Esto te interesa

Redacción
Imagen ¿Tomas antibiótico para todo? Esto te interesa

La resistencia a los antimicrobiana (RAM) se considera un grave problema de salud pública mundial, es impulsado por el uso inadecuado de los medicamentos antimicrobianos, particularmente los antibióticos, destaca en un comunicado el gobierno federal.

La Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antimicrobianos es promover la concientización y la comprensión de la resistencia a los antimicrobianos, y fomentar las mejores prácticas entre las partes interesadas de Una Salud a fin de reducir la aparición y propagación de patógenos farmacorresistentes. Se celebra todos los años, del 18 al 24 de noviembre.

La resistencia a los antimicrobiana (RAM) se considera un grave problema de salud pública mundial, el cual es impulsado por el uso inadecuado de los medicamentos antimicrobianos, particularmente los antibióticos. En 2019, la RAM bacteriana estuvo relacionada con casi 5 millones de muertes de seres humanos en todo el mundo, de las cuales 1,3 millones fueron directamente atribuibles a la RAM bacteriana.

Con la llegada de la pandemia de COVID-19, la RAM gano terreno, esto puede atribuirse al aumento en el uso de antibióticos debido a la preocupación por las coinfecciones bacterianas y a la dificultad para diferenciar entre la COVID-19 y las infecciones bacterianas en los primeros momentos de la pandemia. Al tiempo aumento la prescripción y el uso de los antimicrobianos, en especial en los pacientes con COVID-19, los programas de promoción del uso apropiado de los antimicrobianos, no necesariamente se reforzaron como parte de la respuesta de emergencia.2

La resistencia antimicrobiana en países como México, resulta tan apremiante como otras enfermedades prioritarias tales como la malaria, la tuberculosis, el cáncer o el SIDA. Algunos factores que deben tenerse en cuenta para abordar el grave problema de salud pública que representa la resistencia antimicrobiana en México son: la ausencia de un cuerpo regulatorio que controle eficazmente el uso y la venta de antimicrobianos; la prescripción inadecuada y la automedicación con estos medicamentos; y la escasa información disponible sobre resistencia antimicrobiana.

Si bien se reconoce la importancia de mejorar u optimizar la prescripción de antibióticos, esto no es una tarea sencilla. Por lo cual, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado la implementación de múltiples intervenciones, dirigidas no sólo a mejorar los niveles de conocimiento, si no a crear ambientes que favorezcan cambios en la conducta prescriptiva, por ejemplo, los programas de optimización de uso de antimicrobianos (PROA) que están orientados a mejorar los resultados clínicos, promover el costo-efectividad de la terapia, y reducir o estabilizar los niveles de resistencia bacteriana.

Desde hace tres décadas, investigadores del Instituto Nacional Pública (INSP) a través de la línea de investigación en Medicamentos y tecnologías sanitarias, han desarrollado proyectos dirigidos a entender los problemas de uso de antibióticos, así como al estudio de la resistencia antimicrobiana, biología molecular, los cuales contribuyen a la vigilancia epidemiológica y generan información sobre los patrones de resistencia bacteriana de los microorganismos, en la formación de profesionales de salud. 

Además, el INSP y la Escuela de Salud Pública de México (ESPM) contribuyen en las acciones definidas en la Estrategia Nacional de Acción contra la Resistencia a los Antimicrobianos firmada en el 2018, al incrementar el conocimiento de los profesionales de la salud (humana y animal) sobre la RAM y el uso adecuado de los antimicrobianos. Recientemente la Dra. Dreser Mansilla impartió el curso Desarrollo de programas de optimización de uso de antimicrobianos y vigilancia de resistencia en hospitales.

Respecto a las acciones para incrementar el conocimiento de la población general, la Dra. Dreser Mansilla colabora con el Centro de Información para Decisiones en Salud Pública (CENIDSP) para organizar actividades que visibilicen el problema del uso inadecuado de los antibióticos y la resistencia bacteriana, a través de la elaboración de notas de divulgación, gráficos y mensajes para redes sociales sobre los avances en la investigación sobre la RAM.

Foto: Twitter/ doh