¿Cómo protegernos ante el aumento de casos de COVID-19?

Por: Redacción
Imagen ¿Cómo protegernos ante el aumento de casos de COVID-19?

De inicios de mayo a la fecha se ha registrado un alza de contagios provocados por la Covid-19 en diversos puntos del territorio mexicano, ante ello, explicó Mauricio Rodríguez –vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM–, es necesario retomar las medidas de prevención para “romper la cadena de transmisión en la comunidad.

“Estas olas se frenan en la comunidad; a nivel individual tenemos que identificar nuestros riesgos y protegernos con el uso del cubrebocas en todo momento al estar en espacios cerrados con personas de otras casas, al estar enfermos o al convivir con un enfermo. Además, es momento de volver a usar el cubrebocas en los espacios abiertos y públicos, sobre todo donde se pierda la sana distancia y esté muy concurrido. Es conveniente usar el cubrebocas a nivel comunitario y estar pendientes de los brotes que haya cerca (la escuela, la oficina, el trabajo, los amigos, los vecinos, etcétera), avisar a los contactos de riesgo en caso de estar enfermo y aislarse para evitar contagiar a otros”, añadió.

El especialista explicó que las olas de actividad epidémica se identifican cuando de manera sostenida –podríamos decir durante dos o tres semanas– el número de casos de una semana es mayor al de la previa.

“Debido a la dinámica en la que entran los datos a las plataformas de información, se puede tener un poco de retraso en el registro y procesamiento de la información. Por eso es que preferimos verlo con dos semanas de retraso de cuando ocurrió, porque hasta entonces los datos son más estables y más confiables. Ahora podemos identificar claramente que a nivel nacional llevamos, cuando menos, cuatro semanas en las que en cada una hay más casos con respecto a la previa a nivel nacional; y esto varía entre los estados o ciudades, algunos van en su quinta o sexta semana y otros apenas en la primera”, puntualizó.

Las razones de esta nueva ola de contagio, agregó, podrían estar ligadas a tres factores: “uno puede ser la epidemia tan intensa que han tenido en Estados Unidos durante los últimos dos meses, que eventualmente termina pasándose a nuestro país y se importan muchos casos; otro es que se van metiendo poco a poco las nuevas variantes o subvariantes, lo cual provoca contagios y reinfecciones, esto amplifica la epidemia, y el relajamiento de las medidas, la sobreconfianza de la población, la fatiga de estar implementando estas medidas también favorece los contagios”.

¿Cómo protegernos?

Mauricio Rodríguez señaló que se podría esperar una ola con muchos casos, aunque también se proyecta “que la mayoría sean ambulatorios, leves y que se curen sin mayor problema en casa; que haya pocas hospitalizaciones y muy pocas defunciones. Esto lo vamos a lograr con la protección que ya tenemos gracias a las vacunas y con el diagnóstico oportuno y aislamiento de los enfermos. Quien no esté vacunado y ya le haya tocado a su grupo de edad, que se vacune cuanto antes y quien ya tenga su esquema completo, que se ponga los refuerzos correspondientes de acuerdo a su edad y riesgos”.

Otra medida de prevención importante está ligada a la automedicación, algo que deben evitar todos los pacientes que se hayan infectado o sospechen de una posible infección. Es importante “vigilar la evolución y no automedicarse, no usar ivermectina, azitromicina, antibióticos ni hidroxicloroquina porque no tienen utilidad contra la Covid-19; tampoco se deben usar la dexametasona ni los anticoagulantes sin supervisión médica. Lo principal es el control de la fiebre y el dolor, así como procurar reposo, hidratación y una adecuada alimentación”.

“Es importantísimo volver a concentrarnos en esto y entender que lo que está ocurriendo es parte del proceso ‘natural’ de la pandemia, pero que está en nuestras manos reducir el impacto que pueda tener. Un punto importante es entender que cada fin de semana, con las actividades sociales, las personas que estén contagiadas –con síntomas o sin ellos– van a los sitios sociales, a esas reuniones deportivas, recreativas o culturales y van a contagiar. Por eso es esencial que si estás enfermo o si tienes algún enfermo en casa te aísles cuando menos cinco días, si son siete mejor. Si tienes síntomas o te sientes un poquito mal, no vayas a ningún evento social, laboral ni escolar, procura aislarte cuando menos cinco días o hasta que tengas algún diagnóstico. Las actividades deben realizarse con precaución para no contagiar a otros”, recomendó.

 

Fuente:UNAM/Foto:Archivo/JAC