Inteligencia Artificial generativa se convierte en la nueva musa del mundo de la moda

Imagen Inteligencia Artificial generativa se convierte en la nueva musa del mundo de la moda

La popularidad de diversas herramientas de inteligencia artificial (IA) generativas que son capaces de convertir texto en imágenes han hecho que esta tecnología se convierta en una musa capaz de inspirar a diseñadores y ayudar a nuevos talentos a materializar sus ideas.

Este cambio que la industria ha vivido con el boom de la IA este año, ha sido uno de los temas que se ha tratado este miércoles en el congreso AI Summit que se celebra esta semana en Nueva York.

La tienda de relojes y complementos Fossil? participó en una de las conferencias del evento para contar como ha entrenado su propia IA para que sus diseñadores la puedan usar como "fuente de inspiración".

Damian Fernandez-Lamela, vicepresidente de ciencia de datos y análisis de Fossil, explicó que se trata de una colaboración entre el ser humano y la máquina, ya que son los diseñadores los encargados de ver si los modelos vanguardistas que propone la IA se pueden traducir en un reloj que se pueda utilizar y vender.

 Los riesgos de la IA en la Moda

Fernandez-Lamela recordó que cuando sugirió la idea de usar IA en la compañía el primero en hacerse preguntas fue el equipo legal y que una de sus preocupaciones fueron los derechos de autor.

No obstante, aseguró que no habría problemas legales, pues los diseños que crea la IA solo les sirve de base o borrador a los diseñadores.

Además, señaló que cuando trabajan con otras empresas para hacer colaboraciones, como puede ser Disney o Mattel -tienen una colección de relojes de Star Wars y otra de Barbie-, Fossil firma un acuerdo de derechos de autor con estas empresas.

Otro problema de la IA son las alucinaciones -cuando el resultado generado por la máquina parece bien estructurado, pero contiene errores, como podría ser el diseño de un reloj que no indica la hora-, pero Fernandez-Lamela indicó que eso nunca llega a ser un problema real, ya que en ese caso el diseñador descarta la idea.

 

Con información de EFE / Foto: Pexels / 

Editor: Javier Domínguez