Mujeres trans, altamente vulnerables ante viruela del mono, revela estudio

Redacción
Imagen Mujeres trans, altamente vulnerables ante viruela del mono, revela estudio

La Fundación Lucha contra las Infecciones y el Hospital Germans Trias de Badalona (Barcelona) ha estudiado vías de transmisión y posibilidades de tratamiento de la viruela de mono y ha identificado a las mujeres transexuales como un colectivo altamente vulnerable que requiere de una aproximación particular.

Esta investigación, fruto de una colaboración entre investigadores de países de África, Europa y Estados Unidos y liderada por el infectólogo Oriol Mitjà, se ha publicado en la revista 'The Lancet' y supone una detallada aproximación a la viruela del mono, analizando las vías transmisión y las posibilidades de tratamiento.

La enfermedad ha protagonizado un brote en España que ya se va reduciendo, pero que en cambio sigue activo en América Latina y África.

En este sentido, los investigadores han analizado también el riesgo de muerte en pacientes con inmunosupresión grave, sobre todo en personas con infección por VIH no controlada, que es más frecuente en países de rentas bajas.

Por otro lado, el estudio plantea la forma de diagnosticar y tratar más rápidamente a personas de riesgo, y estrategias alternativas para personas que no respondan al tratamiento de primera línea con el antiviral Tecovirimat.

En el marco de este proyecto, los investigadores han analizado por primera vez la afectación de la enfermedad entre las mujeres, para permitir un mejor diagnóstico.

Si bien hasta ahora la viruela del mono ha afectado fundamentalmente a hombres que tienen sexo con hombres, las mujeres (cisgénero y transexuales) constituyen un porcentaje de las personas infectadas a tener en cuenta para el abordaje integral e inclusivo de la epidemia.

El estudio refleja que las mujeres transexuales que padecen viruela del mono se dedican al trabajo sexual en mayor proporción que las cisgénero con la enfermedad, de ahí que estén más expuestas al contagio por vía sexual.

Además, en un 57 % de estos casos la infección coexiste con la del VIH.

Por otra parte, los datos sobre el contagio de las mujeres cisgénero ponen de manifiesto el riesgo de transmisión no sexual (en el hogar u ocupacional), a tener en cuenta al realizar el diagnóstico de casos sospechosos.

"Ambas publicaciones serán de gran utilidad para adelantarnos a la evolución de la viruela del mono mediante un mejor diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, tanto en hombres como en mujeres", ha señalado Mitjà.

Tras los resultados obtenidos en las mujeres transexuales, el investigador ha incidido que constituyen "un grupo altamente vulnerable que debe ser objeto de una aproximación particular".

 

Con información de EFE/Foto: Archivo/atf