Hubo confirmaciones en Corpus Christi: Arquidiócesis de Xalapa

Por: Daniella Ovalle
Imagen Hubo confirmaciones en Corpus Christi: Arquidiócesis de Xalapa

En el marco de las fiestas patronales de la parroquia Corpus Christi, donde es Párroco el P. José Solís, se recibió a Mons. Jorge Carlos Patrón Wong para celebrar la Eucaristía de la fiesta patronal y administrar el Sacramento de la confirmación a más de 100 niños y niñas.

La Arquidiócesis de Xalapa informa en un comunicado que monseñor Jorge arribó a la parroquia en torno de las 6:00 PM, fue recibido en el atrio de la parroquia por una valla de niños y padrinos, quienes lo recibieron entre aplausos y banderines.

Al iniciar la celebración el Arzobispo dijo que se sentía muy muy contento de poder celebrar está fiesta del amor y celebrar la máxima expresión de fe de la Iglesia, la Santa Eucaristía.

Durante la homilía Mons Jorge dijo:

“Que Alegría queridos niños ver cómo han leído la Palabra de Dios, cómo cantan los salmos y cómo han cantado bellamente este himno Eucarístico de Santo Tomas.

Hoy celebramos esta bella fiesta del amor, porque él quiso quedarse con nosotros, en un pedacito de pan consagrado, en algo tan sencillo nos regala el misterio de la fe, allí vemos a Dios todo poderoso, al niño Jesús.

La fe con la que vemos la Eucaristía es la fe que se convierte en amor. Esta es una fiesta para todos, todos experimentamos la fe y el amor, con estás 2 realidades, queridos niños y niñas vemos cómo Dios nos ha acompañado para salir adelante en situaciones muy difíciles.

¿Qué sería de nosotros sin la fe y el amor? En esta fiesta hoy renovamos la fe y el amor, sobre todo con el sacramento que van a recibir.

Sigan viviendo como hoy viven, no tengan miedo de ser amigos de Jesús.

El amor Eucarístico se convierte en donación porque la Eucaristía es el ejemplo claro de donación de amor, porque se deja comer por nosotros, que María nos ayude porque ella siempre se ha dejado donar por Jesús”.

Después de la homilía el P. José Solís dijo al Arzobispo que los niños habían recibido el bautismo con la promesa de ser confirmados,  y, como responsable de la instrucción catequética, él avalaba que los niños se habían preparado adecuadamente.

Inmediatamente después el Arzobispo invocó al Espíritu Santo y sus dones sobre los niños. Acto seguido Monseñor ungió con el Santo Crisma a cada niño y niña.

La Eucaristía finalizó de manera normal y todos cantaron y renovaron su consagración a la Virgen María.