China relaja medidas contra el COVID-19

Imagen China relaja medidas contra el COVID-19

En un brusco cambio de rumbo, China anunció este miércoles varias medidas para levantar algunas de las restricciones más estrictas impuestas para evitar la propagación del COVID-19.

Ya no serán necesarias pruebas negativas de COVID y un certificado de buena salud mostrado en una app, salvo en zonas vulnerables como escuelas infantiles, residencias de ancianos y escuelas, según el anuncio de 10 puntos de la Comisión Nacional de Salud.

También se limitó la escala de los confinamientos a pisos y edificios de apartamentos específicos, en lugar de distritos y vecindarios enteros.

Las personas que den positivo al virus podrán aislarse en su casa en lugar de los hospitales de campaña abarrotados e insalubres, y las escuelas donde no se han producido brotes deben reanudar la educación presencial.

El anuncio se produjo tras protestas en las calles de varias ciudades contra la estricta política de “cero COVID”, que inicia su cuarto año y a la que se acusa de trastornar la vida cotidiana, los desplazamientos y el empleo, además de asestar un duro golpe a la economía nacional.

China intentó mantener la rígida estrategia sin detener la marcha de la economía, pero la frustración pública con las restricciones parece haber cambiado la opinión de las autoridades, que defendían la política de erradicar el COVID-19 como superior a la estrategia de otros países que levantaron sus medidas con la esperanza de convivir con el virus.

Fuente: VOA/ foto: Twitter/ doh

Editor: Redacción xeu