Denuncian “represión” religiosa en Cuba

Por: Redacción
Imagen Denuncian “represión” religiosa en Cuba

La ONG Prisoners Defenders presentó un informe donde denuncia la “represión” religiosa en Cuba.

Después de realizar un análisis de la nueva Constitución de Cuba, que entró en vigor en 2019, la ONG con sede en Madrid sostiene que ésta “ha significado un ligero paso atrás” en materia de asuntos religiosos.

En el informe “Reforma constitucional y libertad religiosa en Cuba”, tras investigar parámetros como la libertad de expresión y el derecho a la no discriminación, la organización determinó que “el Partido Comunista se ha arrogado plenas capacidades para restringir la libertad y cultos religiosos de forma arbitraria sin que haya capacidad legal de oposición”.

El documento también describe a la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos (OAARR) y al órgano del cuál ésta depende, el Comité Central del Partido Comunista, como “entidades oscuras que trabajan bajo la ausencia de legislación que regule las actividades religiosas en Cuba”.

Estudio de la religión católica, protestante, yoruba y musulmana

El estudio presenta una encuesta a 56 líderes laicos y religiosos residentes en nueve provincias y pertenecientes a la fe católica, protestante, yoruba y musulmana.

Las conclusiones del sondeo sostienen que un 93% de los entrevistados ha sufrido actos represivos, un 14% de ellos semanalmente y un 23% de manera mensual.

Por otro lado, un 84% de los encuestados dice haber sufrido “amenazas por motivos de pensamiento/conciencia/religiosos”, mientras que un 93% expresa “conocer personalmente casos de pastores/sacerdotes/babalawos/imanes que han sufrido represión, registros, vigilancia, y/o han tenido que emigrar por la represión”.

El informe dice que quien “menos represión padece” es la Iglesia Católica, a causa de “la organización y defensa internacional que dicha iglesia tiene”.

“El precio a pagar por el régimen, si la Iglesia Católica sufriera la represión que sufren las otras confesiones, sería demasiado alto”.

El estudio describe a la religión youruba como una fe “muy reprimida” y que está “consentida” pero que “nunca ha sido permitida y/o legitimada oficialmente”.

“El sacerdote Ifá, o Babalawo, tendrá que practicar su religión a espaldas de la legalidad, en condiciones ilegales y perfectas para que pueda ser en todo momento chantajeado, pero especialmente ante cualquier manifestación que desagrade al régimen”.

Finalmente, Prisoners Defenders afirma que “la represión que sufre la religión musulmana no es tan extendida como otras, pero sí presente en Cuba”, y afirma que la Liga Islámica “opera como un organismo de la Seguridad del Estado que acapara todos los eventos y atención sobre el Islam en Cuba, ocultando la represión real a la que son sometidos los musulmanes y sus organizaciones independientes”

El pasado mes de marzo el Consejo de Ministros de la isla dio luz verde a la creación del Departamento de Atención a las Instituciones Religiosas y las Asociaciones Fraternales, una institución creada “con la misión de conducir y ejecutar las tareas administrativas relacionadas con estas entidades”, según señala el Partido Comunista en un comunicado.

Asimismo, Partido Comunista sostiene que la Constitución de la isla “reconoce, respeta y garantiza la libertad religiosa, así como que las instituciones religiosas y asociaciones fraternales estén separadas del Estado y todas tengan los mismos derechos y deberes”.

Finalmente, el Partido Comunista afirma que la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba “seguirá manteniendo su labor en la implementación de la política de la Revolución hacia la religión y los creyentes”.

Fuente y foto: VOA / doh