Son adiestrados en aire y tierra; participaron en el rescate por daños del temblor del 2017

José de Aquino
Imagen Son adiestrados en aire y tierra; participaron en el rescate por daños del temblor del 2017
Audio:

La Brigada de Fusileros Paracaidistas es un cuerpo de Elite conforme a la ley orgánica, los soldados son adiestrados en operaciones de aire y tierra.

La brigada de fusileros paracaidistas consta de alrededor de 3 mil elementos de las cuales el 25 por ciento son mujeres.

El Capitán Segundo de Infantería del 83 Batallón de infantería, en Boca del Río, Diego Vázquez Sagrero, comentó en qué consiste el adiestramiento.

“El adiestramiento del soldado fusilero paracaidista consta de ocho semanas aproximadamente en el cual llevan a cabo el adiestramiento de operaciones de salto que es el descenso de una aeronave en vuelo y las operaciones en tierra que es como llevar a cabo los patrullamientos, la aplicación del Plan-D-NIII”.

El adiestramiento consta de evaluación psicológica, física y médica, estas se realizan en varias fases.

“Una de ella es el aprender los protocolos y el adiestramiento dentro de la aeronave, desde que está uno dentro y hasta que uno desciende de ella”.

También deben aprender a girar el paracaídas.

“Otra fase del adiestramiento es durante el descenso, es decir cómo girar el paracaídas a la derecha, a la izquierda, todo aquello para poderlo maniobrar durante el descenso, otra es la caída, otra fase que es la forma en cómo debemos de caer, tanto a la derecha, a la izquierda, si es frontal, si es retaguardia”.

El descenso se lleva a cabo a los  mil 500 pies de altura, equivalentes a alrededor de 457 metros, después del lanzamiento, el paracaídas tarde de tres a cuatro segundos, pero si no abre hay una opción B, subrayó el Capitán Segundo de Infantería.

“Este paracaídas que es el paracaídas principal consta de una cinta estática que va anclada a la aeronave, entonces en automático ese paracaídas se abre, al momento de que no llegara a abrirse ese paracaídas a los tres, cuatro segundos, llevamos un paracaídas un paracaídas reserva el cual se debe activar de inmediato para poder descender sin novedad”.

Pero el viento juega un papel muy importante en el descenso, los accidentes que se han registrado han sido por los efectos climatológicos.

"Cuando llegas a ver algún accidente no siempre es porque el paracaídas o el paracaidista sea malo, simplemente porque también uno depende de las condiciones climatológicas, que puede llegar una racha de viento que no estaba esperada durante el análisis meteorológico para llevar a cabo las operaciones”.

El Capitán Segundo de Infantería, Diego Vázquez Sagrero, indicó que la brigada lleva a cabo operaciones de búsqueda y rescate en áreas afectadas por desastres naturales.

“Trabajamos cuando fue el temblor del 2017, que fue cuando la Ciudad de México que hubo muchas instalaciones que colapsaron, se desplomaron y una de ellas fue el colegio Rébsamen que fue muy sonado y ahí participó la Brigada de Fusileros Paracaidistas”.

La Brigada de Fusileros Paracaidistas se encuentra en el Campo Militar 1A de la Ciudad de México.

Al año son entre tres y cuatro convocatorias para que los soldados ingresen a la brigada, en edades de 18 hasta los 21 años, la estatura mínima para hombres es de 1.70 metros y de 1.61 para las mujeres.