Templo a Satanás es algo grave, es un suicidio, afirma iglesia católica

Por: José de Aquino
Imagen Templo a Satanás es algo grave, es un suicidio, afirma iglesia católica
Audio:

Tras darse a conocer la construcción del primer templo satánico en Catemaco, Veracruz, el obispo Carlos Briseño Arch, aseveró que esto grave, porque Satanás es espíritu del mal, de la destrucción, lo cual califica de suicidio para quien lo erige y para los suyos.

“Satanás es espíritu del mal, espíritu de la destrucción, entonces de me hace una cosa completamente grave en este sentido, yo no sé quién quisiera buscar ser reinado por Satanás, destruir su propia vida y la de los suyos, eso es un autosuicidio”.

Entrevistado en la catedral antes de ofrecer misa dominical, señaló que es producto de una creencia y espiritualidad desviada por lo que la Iglesia está en contra de todo lo que sea destrucción y el Satanás es el príncipe de la destrucción.

Briseño Arch, añadió que el satanismo son ideas falsas que llevan a la autodestrucción, no es una religión, afirmó.

Agregó que no sería el primer templo en México al demonio, aunque no mencionó uno en específico, pero aseguró que ha habido intentos de erigir centros de culto al ser obscuro.

Nota relacionada que te puede interesar: Construyen en Veracruz el primer templo satánico de México

Cabe destacar que existen centros de culto a la figura llamada “Santa Muerte”, sin embargo la Iglesia, asegura que es el mismo demonio disfrazado, ya que la muerte  no es un personaje, sino un paso del mundo terrenal al espiritual.

Respecto a la violencia que se ha intensificado en estados del norte del país como Baja California, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco y Michoacán, subrayó que es la cultura de la muerte que busca división que se está metiendo en las consciencias.

Señaló que al ser crucificado y resucitado al tercer día, Cristo ya venció a Satanás, sin embargo la obra en Catemaco es una invitación a los fieles a vivir más su fe, no sólo los católicos, sino todos los creyentes.

En ese tenor pide generar consciencia de lo malo que pueda ser el templo que se edifica en la región de Los Tuxtlas.