¿Por qué los niños en Japón son tan obedientes con sus padres?

Redacción
Imagen ¿Por qué los niños en Japón son tan obedientes con sus padres?

Japón tiene un método de crianza único que hace que los niños desde pequeños desarrollen valores como el respeto a los padres, a través del cual son comparados con una planta que requiere cuidado, alimento, entrenamiento y poda para crecer adecuadamente y aprenden que deben ser guiados por sus padres para llegar al éxito.

A los niños se les inculca la obediencia, la empatía y el deber, pero se les inculcan a no exhibir sus emociones. En tanto que son las madres quienes determinan la educación y futuro profesional de los niños.

En Japón es mal visto contratar niñeras o salir a solas con la pareja, por lo cual las madres siempre están cerca de sus hijos, para promover el apego y cuidar su comportamiento. Y duermen junto con los niños y cargan todo el tiempo a sus bebés, criándolos con amor y sin regaños, sutilmente.

Y es que los menores son criados bajo el principio "ikuji" o "primero dios y luego criado", ante lo cual a un niño menor de cinco años se le permite todo para crearle conciencia  de que “es bueno y querido”.

Posteriormente, los papás exigen el cumplimiento de las responsabilidades de niños a través de órdenes y castigos, anteponiendo el amor ante las reglas estrictas, desde muy pequeños, como vestirse, bañarse, levantar sus cosas. A los doce años, lavan su ropa, la secan y la guardan, e incluso preparan comida sencilla.

Fuente: Imagen Televisión/ foto: Facebook/ doh