"El jazz es un estandarte de la libertad y el diálogo"

Por: Daniella Ovalle
Imagen

Xalapa, Ver. Desde finales de la década de los 60, Xalapa se ha convertido en un semillero para aquellos artistas interesados en explorar el jazz. Con grupos musicales insignias y una escuela donde pueda aprenderse y enseñar este estilo, no es extraño toparse con músicos con pesados estuches que llenan al ritmo de la música las calles de la ciudad.

A pesar de la amplia tradición del jazz en la ciudad, enfrentarse a una pandemia implica muchos retos para los músicos. En el día internacional del jazz AVC Noticias platicó por separado con Jesús Rodríguez, director de Jazz UV y con Rolando Alarcón, director de Orbis Tertius, para reflexionar sobre la importancia de este estilo musical en la capital, así como los desafíos que enfrentan los artistas en este panorama y ambos convergieron en que, lo mejor para que el jazz continúe siendo tan influyente en Xalapa como hasta ahora, es, simplemente: escuchar a los músicos.

En Xalapa y su tradición musical: multiculturalidad y jazz

Como recuerda Jesús Rodríguez muchos factores influenciaron la presencia del jazz en Xalapa, primero, la inquietud de músicos con ansias de experimentar, después la posibilidad de reflexionar desde la academia en el estilo musical, no obstante, quizá uno de los puntos medulares que propiciaron el florecimiento del jazz es la gran variedad de manifestaciones culturales que conviven en la ciudad:

“Sabemos que (Xalapa) es un punto cultural muy importante, ha sido un punto de encuentro históricamente hablando. En ese sentido lo vemos reflejado en cómo conviven diferentes estilos de música, el jazz es muy importante pero no podemos omitir la Orquesta Sinfónica de Xalapa que le ha dado una tradición musical a la ciudad, también está el movimiento del son jarocho. Es una ciudad donde convergen varias músicas: esa es una cualidad del jazz, de la ciudad y de los movimientos que al final del día son relevantes para el mundo”.

Esta opinión fue compartida por Rolando Alarcón, quien además destacó la participación de los espacios culturales para la difusión del trabajo de los músicos “Xalapa se ha convertido en un semillero de talento en la cuestión artística, desde hace muchos años también se unen personas a semillero de gente que está creando, haciendo cosas nuevas, los que tienen espacios culturales en donde se pueden presentar estas expresiones que en otros lugares sería imposible porque no tienen este tipo de foros”.

Consolidar espacios: los retos para los jazzistas

Al director de Jazzuv le parece sorprendente que a pesar de las adversidades a que nos hemos enfrentado en los últimos dos años, hay una gran cantidad de músicos que continúan trabajando en afianzar sus proyectos musicales “creo que eso es a pesar de las condiciones adversas de alguna forma la humanidad se va reconstruyendo”, comenta.

“Los problemas afectaron a muchísima gente, se está retomando esta actividad. Nosotros como grupos artísticos estamos otra vez retomando actividades, volviendo a montar repertorios, es la parte lenta de esta situación, empezarse a reunir a congregarse, pero es parte del trabajo”, agrega al respecto Alarcón.

Sin embargo, como apuntan ambos músicos, independientemente de la pandemia, uno de los retos más grandes es generar una escena cultural sostenible o en palabras de Alarcón: “la apertura de espacios y que se gestionen para presentar cuestiones artísticas… la verdad para nosotros los músicos es un factor es súper bonito para estar cerca del público y mostrar nuestro arte”.

En ese sentido, explica Rodríguez, si bien es positivo que la Universidad Veracruzana y otros espacios realicen actividades culturales gratuitas que acerquen a la población al arte:

“En efecto no tan positivo genera que mucha gente no esté acostumbrada a consumir cultura, a veces es difícil hacer que la gente pague por ver una obra de teatro, porque la gente pensaría es arte, entonces tiene que ser gratis, si es cultura no me debe costar… Creo que esto debe ser motivo de debate y hablar entre artistas y sociedad para ver qué balance se puede hacer, porque podría poner en riesgo el quehacer artístico”.

Por ello, continúa Rodríguez, es que fechas como el día internacional del jazz no sólo sirven para festejar, sino para reflexionar sobre lo que artistas, autoridades culturales y sociedad en general pueden hacer, no sólo para apoyar a los artistas sino el diálogo y convivencia:

“La conmemoración es un momento que nos propicia el festejo pero también la reflexión sobre las virtudes que tiene el jazz. Desde sus orígenes ha sido el estandarte de la libertad, del diálogo, de la convivencia, de los encuentros de muchos elementos culturales provenientes de muchas partes del mundo que originó el surgimiento de lo que hoy en día conocemos como jazz, entonces yo siempre digo el jazz es la música multicultural por excelencia”.

Finalmente, ambos jazzistas invitan a disfrutar de la oferta cultural xalapeña y continuar apoyando a los artistas. Alarcón recuerda, en ese aspecto que no hay ninguna fórmula (que yo sepa), receta para disfrutar de la música, solamente sentarse, ponerle play y así poco a poco uno se va metiendo más a conocer el género y otros estilos y cuando te das cuenta ya te gusta el jazz”.

Fuenteyfoto:AVC/