Casos de hepatitis aguda están en observación: Secretaría de Salud de Nuevo León

Por: Redacción
Imagen Casos de hepatitis aguda están en observación: Secretaría de Salud de Nuevo León

Luego de que la Secretaría de Salud de Nuevo León reportó que han registrado cuatro casos de menores con diagnóstico de hepatitis e incremento de las enzimas hepáticas, la dependencia local llamó a no alarmarse.

Además, en un comunicado, indicó que estos casos se encuentran en observación y se comprometió a informar de manera oportuna los resultados de las muestras.

A continuación el comunicado:

La Secretaría de Salud informa que en el Estado de Nuevo León se han registrado 4 casos de menores de 16 años, con diagnóstico de hepatitis aguda e incremento de las enzimas hepáticas, tal como lo establece para CASO PROBABLE, el AVISO EPIDEMIOLÓGICO DE HEPATITIS DE ETIOLOGÍA DESCONOCIDA.

Esta dependencia procedió a recabar la información necesaria y enviar las muestras al INDRE (Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos) para su estudio y con ello identificar las posibles causas.

La Secretaría de Salud se compromete a informar oportunamente los resultados de las muestras; mientras tanto solicita a la población estar tranquila y atender las recomendaciones.

La hepatitis es una inflamación del hígado y es ocasionada por diversas causas; los agentes infecciosos más frecuentes son los virus responsables de la hepatitis A, B, C, D y E.

Cuando la inflamación ocurre de manera rápida y abrupta se considera aguda.

Los signos de alarma son:

  • Dolor abdominal.
  • Diarrea.
  • Vómito.
  • Ictericia (piel y mucosas amarillas).

Algunas recomendaciones son:

  • Lavar y desinfectar frecuentemente las, especialmente antes y después de preparar alimentos, ir al baño o cambiar pañales.
  • Cubrir nariz y boca al estornudar o toser, de preferencia usa un pañuelo de papel y tirarlo a la basura  después de usarlo.
  • Evita compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos.  
  • Limpiar y desinfectar frecuentemente juguetes y objetos que puedan ser llevados a la boca por  las y los menores, así como superficies de uso común. 
  • Limpiar y desinfectar los espacios en los que se haya encontrado una persona enferma y evita el contacto cercano con la misma.
  • Consumir agua potable. 
  • Lavar y desinfectar los alimentos antes de prepararlos.

 

 

Fuente:SSNL/Foto:Archivo/JAC