Lula da Silva: de la cárcel a posible tercer mandato en Brasil

Redacción
Imagen Lula da Silva: de la cárcel a posible tercer mandato en Brasil

Luiz Inácio Lula da Silva, de 76 años de edad, llega este domingo a su sexta elección presidencial y, a pesar de que muchos lo enterraron políticamente cuando fue encarcelado por presunta corrupción, podría ganar en la primera vuelta.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) resurge tras haber estado en prisión 580 días por un caso de presunta corrupción, que ya ha sido desestimado.

Ahora busca su tercer mandato como presidente de Brasil. En caso de ser electo, Lula da Silva, nacido en Caetés, ciudad del estado de Pernambuco, asumirá el poder con 77 años.

Lula da Silva, quien fue limpiabotas durante su infancia pobre, logró construir su carrera política a partir de su activismo en el sindicato de metalúrgicos de Sao Paulo.

En 2010 dejó la Presidencia de Brasil, con un récord de popularidad por su éxito en el combate a la pobreza y la desigualdad.

Para 2018, el izquierdista no pudo presentarse a la presidencia debido a su situación judicial, pero en 2021 la Corte Suprema anuló sus condenas por aspectos procesales.

En la actual campaña, Lula da Silva se ha granjeado el apoyo de celebridades como los músicos Caetano Veloso y Anitta, y se ha rodeado de figuras inesperadas, como el ex juez del Supremo Tribunal Federal Joaquim Barbosa, que lideró el juicio del escándalo de compra de votos en el Congreso que marcó el primer gobierno de Lula.

El líder del PT, quien dejó la presidencia con una aprobación superior al 80 por ciento pero ha visto su imagen maculada por el escándalo de corrupción ‘Lava Jato’, ligado a una red de sobornos en la petrolera Petrobras, asegura que volverá al poder para “arreglar el país” y cita los logros sociales de sus periodos, sin aclarar su futuro programa.

Lula da Silva ha enfocado su campaña en un programa de “reconstrucción” del país, prometiendo que a ningún brasileño le faltará “comida en la mesa”.

También se comprometió a impulsar la protección del medioambiente.

Prometió también aumentar las metas de reducción de gases de efecto invernadero acordadas por Brasil en el Acuerdo de París, reactivar el Fondo Amazonía de financiación internacional para proteger la selva y combatir la deforestación.

 

Fuente: Reforma / Foto: Archivo / JAC