Ejército indaga presuntos vínculos entre gobiernos del sureste y delincuencia organizada, incluido Veracruz: Guacamaya

Redacción
Imagen Ejército indaga presuntos vínculos entre gobiernos del sureste y delincuencia organizada, incluido Veracruz: Guacamaya

Luego del hackeo a la Sedena por parte del grupo Guacamaya, se dio a conocer que la dependencia investiga a autoridades estatales y municipales de Morena que podrían estar vinculadas con cárteles y grupos delictivos en el sureste del país, de acuerdo con una de las conclusiones de un informe fechado el 19 de enero por el Centro Regional de Fusión de Inteligencia “Sureste” (Cerfise).

El documento filtrado señala la presunta operación y estructura del crimen organizado en Campeche, Chiapas, Tabasco y Veracruz, estados en donde gobierna Morena; ahí se revela nombre y apodos de jefes delincuenciales, sin embargo, no señala qué políticos y funcionarios podrían estar vinculados con los grupos delincuenciales.

Tras analizar los problemas de violencia en Campeche, Chiapas, Tabasco y Veracruz, la conclusión del Cerfise es que “sí es viable que funcionarios estatales de nivel medio, así como funcionarios municipales, puedan tener vínculos con estas personas”.

El reporte, que se encuentra entre los miles de documentos y correos electrónicos obtenidos por los hackers “Guacamaya” advierte que en las entidades la violencia puede aumentar, según publica Latinus en la información hacekada por Guacamaya.

De los 4 estados analizados, Veracruz, es calificada como la peor entidad en incidencia delictiva.

Según el informe, en la entidad veracruzana habría presencia de 5 células delictivas y predominan los delitos de secuestro, extorsión, homicidios dolosos, trasiego de droga, cobro de cuotas a indocumentados y robo de vehículos e hidrocarburos.

Cabe recordar el pasado 29 de septiembre, el periodista Carlos Loret de Mola, reveló que un grupo de hackers, rompió la seguridad digital de la Sedena tras lo que habría tenido acceso a información de algunos de los más polémicos asuntos de seguridad que ha enfrentado el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, así como de la salud del mandatario.

Según la información en poder de Loret de Mola y que divulgó este jueves, se ha ocultado un traslado en calidad de "grave" del jefe del Ejecutivo, registrado “el 2 de enero de este año, una ambulancia aérea del Ejército tuvo que ir a Palenque, Chiapas, donde se encuentra el rancho del presidente López Obrador, para trasladarlo al Hospital Central Militar de la CDMX”.  

Asimismo, reveló que el tabasqueño “tuvo que ser monitoreado, canalizado y medicado antes de volar al aeropuerto de la Ciudad de México, desde donde fue llevado de inmediato, en helicóptero, al hospital militar con diagnóstico grave".

Loret de Mola dio a conocer que al presidente se le diagnosticó con angina inestable de riesgo alto, un preocupante mal cardiaco que puede conducir a infartos.

Sin embargo, hasta el día 10 López Obrador anunció en Twitter que tenía COVID-19, pero ni él ni nadie de su gobierno se refirió a dicho traslado

Además, otro de los documentos revelan cómo los hijos del Chapo Guzmán "doblaron" al gobierno mexicano en el operativo conocido como Culiacanazo, ocurrido el 17 de octubre del 2019 y que versión oficial sobre las víctimas mortales de dicho evento menciona que fueron ocho; no obstante, los documentos internos de las Fuerzas Armadas señalan que se fueron nueve personas fallecidas.