De cantante de 'Flans' a creadora de la caricatura de la virgencita de Distroller

Redacción
Imagen De cantante de 'Flans' a creadora de la caricatura de la virgencita de Distroller

Amparo Serrano, conocida como ‘Amparín’, fue una diseñadora mexicana creadora de la marca ‘Distroller’, quien se dio a conocer por la interpretación animada de la Virgen de Guadalupe.

La hija de Amparo, Camila West, dio a conocer en redes sociales que su madre falleció a los 56 años de edad.

El negocio de Amparo Serrano, quien también fue integrante de ‘Flans’, inició luego de su matrimonio con el empresario y manager David West, que para ese momento trabajaba en un banco.

Tras la unión, ambos se mudaron a Nueva York, donde ella tomó un curso de cerámica, en el que elaboraba particularmente platos. Fue ahí que comenzó a dibujar sobre ellos.

Posteriormente, la organizadora del taller le pidió a Amparo permiso para exhibir su trabajo en la revista ‘Beautiful House’, convirtiéndose en la primera persona en aplaudir sus productos.

Lo anterior le dio seguridad a ‘Amparín’ y, a su regreso a México, compró un horno de cerámica, no obstante, nunca creyó que se fuera a convertir en un negocio.

“Jamás me di el chance de creer que iba a ganar un centavo en mi vida, fue de churro”, dijo.

Su trabajo poco a poco comenzó a ser del agrado de los demás, aunque tardó varios años en arrancar de manera formal como negocio.

¿Qué relación tenía Amparo Serrano con la Virgen?

De acuerdo con Amparo Serrano, ella se consideraba católica, aunque más guadalupana, pues toda su vida ella junto a su familia peregrinaron a la Basílica.

“Siempre he tenido algo especial con ella, respecto al dibujo, solo sé hacer caricatura, nunca hubiera podido hacerla tal como es”, señaló.

Además, ella también consideró a la Virgen de Guadalupe como una madrina, ya que fue ella quien le permitió tener éxito con Distroller.

Luego de utilizarla por primera vez en sus platos el negocio creció exponencialmente.

Al contar con el horno y dedicarse de manera esporádica a la cerámica, una amiga de Amparo le pidió platos para el bautizo de su hija, viendo así la ocasión perfecta para colocar a la Virgen en el plato.

Lo anterior fue recibido de buena manera por algunos, pues consideraron que no solo era bonito, sino creativo, aunque también fue criticada por los más religiosos. Sin importar el recibimiento la marca creció de manera rápida.

 

 

Fuente: Milenio / Foto: Instagram / JAC