Coriza, el tercer síntoma más frecuente de nuevas variantes de COVID-19

Por: Redacción
Imagen Coriza, el tercer síntoma más frecuente de nuevas variantes de COVID-19

Las nuevas variantes y subvariantes de COVID-19 han traído nuevos síntomas de la enfermedad, uno de estos es “coriza” o rinitis aguda, según señaló el King´s College de Londres.

El COVID-19 ha sido muy variable, y va desde una infección asintomática hasta neumonía y consecuencias que podría causar la muerte. Los síntomas como fiebre, tos o pérdida del sentido del olfato (anosmia) o del gusto (ageusia), pueden ayudar a detectar el padecimiento de manera temprana.

El otorrinolaringólogo Ahmad Sedaghat, director de la División de Rinología, Alergia y Cirugía de la Base del Cráneo Anterior en el Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati, señala:

“Cada cepa de COVID-19 tiene síntomas diferentes. La variante ómicron, más que las otras, parece tener más síntomas de las vías respiratorias superiores, como congestión nasal, secreción nasal y dolor de garganta”.

No obstante, hay nuevos síntomas que están presentes en las nuevas variantes como ómicron, y que se le conoce como coriza o rinitis aguda, según un estudio reciente del King´s College de Londres, que fue respaldado por el sistema de salud de Reino Unido (NHS) y datos de la aplicación Zoe Covid.

La investigación indica que se utilizó una muestra de 17 mil 500 afectados y determinó que este síntoma en particular aparecía en el 40 por ciento de los infectados por COVID-19 estudiados, con mayor frecuenta entre los varones que entre las mujeres.

La coriza es el tercer síntoma más fuerte de las nuevas variantes de COVID-19, sólo por detrás de garganta (58 por ciento) y del dolor de cabeza (49 por ciento).

Le siguen la tos con flema (37 por ciento), ronquera (35 por ciento) y estornudos continuados (32 por ciento), entre los síntomas más comunes.

¿Qué es la coriza?

La coriza es una inflamación de la mucosa de la nariz que produce estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales y, en ocasiones, falta de olfato.

Aunque no se trata de un síntoma grave de COVID-19, y dura dos o tres días, se deben tener medidas preventivas.

La aparición de este síntoma se muestra como un catarro; sin embargo, puede derivar en otras complicaciones como la sinusitis, aunque con un buen tratamiento tiene cura, según indicaron los especialistas.

 

Fuente: El Financiero / Foto: Archivo / JAC